domingo, 19 de abril de 2015

La lección no estaba aprendida


Lo vivido ayer en León fue una repetición de lo acontecido en la ida. Esta vez con un Michael Philips espectacular (36 puntos 13 rebotes) y con unos hombres altos amarillos, desaparecidos, que no fueron rival en ningún momento para el americano.


Los 120 23 de valoración, o los 46 28 en rebotes, evitan tener que explicar mucho. Dejan bien claro lo que fue el partido y lo que se vivió en la tarde de ayer. Si hay algo que destacar en positivo sería el pundonor y ganas demostradas por el junior de primer año, Guillermo Reguera, que saltó a la cancha sin ningún tipo de complejo a pelearse con el MVP del partido y uno de los mejores americanos de la liga. 

Este miércoles  a las 21:30, vuelve a tener partido el EMBUTIDOS BALLESTEROS contra otro rival que se juega la vida, Betanzos. Muy difícil en su casa, y ante el que esperemos no veamos otra demostración de falta de actitud y excesiva relajación que emborrone la temporada realizada, y nos acerquemos más al que consiguió la victoria contra el ya clasificado para el playoff, Agustinos, o en Narón.

Las estadísticas las podéis ver AQUI

#SeguimosConstruyendo


No hay comentarios:

Publicar un comentario